Un encuentro de felicidad

Blog cabecera

Hoy me he despertado con una gran ilusión por escribir. Me inunda el deseo de contar que he tenido el emocionante placer de asistir al “V Encuentro de la Espiral” en el Valle del Genal en Málaga. He participado y he vivido lo que he optado por llamar “Un encuentro de felicidad”

Una felicidad que se ha nutrido de realidad participativa y creadora, en la que un gran número de personas, activadas por aquellas otras impulsoras del evento, hemos generado un espacio de compartir, de contribución, de respeto, de creación… favorecido por la voluntad de los participantes e impregnado del deseo de disfrute.

El estar allí y vivirlo me confirma que es viable crear desde la nada, a partir de la intención firme de hacer de un grupo de personas que decide reunirse para generar un movimiento de cambio, que en esta ocasión giraba alrededor de el Artivismo y la Comunicación.

BLOG  

Un espacio sin líderes al uso, eso sí con  personas empoderadas que movilizan, ilusionan y alientan, transmitiendo aquello que ha de llegar a ocurrir desde la presencia y la expresión clara de lo que en este momento hay y de las necesidades de lo que tendrá que ocurrir.

Me despierta una gran admiración la capacidad de organización y respuesta, de la alegría imperante, el compromiso, la dedicación de todas las personas que se habían acercado con el interés de potenciar y aprender más sobre comunicación y arte.

El encuentro me brindó la oportunidad de realizar taller cortito y no por ello menos intenso que llamé “El arte mi expresión mi espejo” que me permitió una vez más observar la maravillosa capacidad que tiene la Arteterapia Gestal de hacer a las personas conectar con lo propio, aún en un formato tan reducido. Ha sido muy emocionante ofrecer este espacio por dos motivos, por un lado por lo que para mí suponía hacerlo en este tipo de entorno más abierto y dinámico, enfrentándome al reto de adecuarlo a las circunstancias y por el otro por el agrado de conocer el efecto que ha producido en los participantes. 

Anuncios

La gratitud, cuando más la uso más tengo

Saludo

Conecté intensamente con la gratitud hace unos días, y no deja de sorprenderme la fuerza que tiene para mover mi mundo hacia a adelante.

La descubrí con la sensación de un sueño cumplido. En mi camino hacia un lugar de encuentro conecté con la dicha más profunda, la gratitud más intensa. Era un sentimiento amplio que nacía desde el corazón y ensanchaba mi pecho.

Me animaba a mirar las montañas, el mar, los árboles, y todo era más brillante más vivo. Mientras miraba agradecía la oportunidad de poder ir hacia allí, aquel lugar mágico.

Desde entonces, cada poco tiempo, conecto con una intensa sensación de gratitud,

Agradezco tener un cuerpo…

Unos pies y unas piernas que me permiten caminar

Unas manos con las que acariciar

Una piel que se roza con otras, que se roza con otros…

Unos ojos para ver lo que me rodea

… ver el amanecer

… ver el atardecer

… ver a los que están conmigo

Agradezco en definitiva SENTIR, ESTAR PRESENTE, COMPARTIR

Y noto como en la medida que más agradezco, más agradecida estoy. Así descubro que la gratitud cuando más la uso más tengo.